Isla de La Gomera

La Gomera tiene una gran tradición gastronómica. Las excelencias del mar que rodea la Isla, sus cultivos particulares y sus maneras propias son los ingredientes de su cocina, sencilla y sabrosa. Platos típicos que esperan su descubrimiento en las casas de comidas de los pueblos.

Como el potaje de berros, servido en platos de madera de sabina o aceviño. Una curiosidad culinaria única. 0 el queso, originado por tres razas de cabras prehispánicas, que se elabora artesanalmente y algunos entendidos consideran el mejor queso fresco del mundo. Los habitantes de La Gomera, a partir de su queso, crean el almogrote. Manteca, aceite, ajos, pimienta, sal, y a veces tornate, intervienen en su elaboración.

El resultado es una pasta picante pero deliciosa para untar en pan o con las papas.

Es de obligada referencia la gran tradición gastronómica de la isla, con platos típicos como el potaje de berros, servido en platos de madera de sabina o aceviño, o el queso, originado por tres razas de cabras prehispánicas, que se elabora artesanalmente, y a partir del cual se confecciona el almogrote, una pasta picante pero deliciosa para untar en pan o con las papas hecha con manteca, aceite, ajos, pimienta, sal y a veces tomate.

Pero la reina de la cocina gomera es la miel de palma, jarabe extraído de la palmera canariense (de la que existen más de cien mil ejemplares en La Gomera) hervido y espesado; sirve de materia prima para toda una tradición en postres locales. También se emplea en la elaboración de cócteles o se sirve acompañada de queso o gofio.