Isla de Fuerteventura

La gastronomía autóctona de Fuerteventura se consolidó a partir del ingenio de los primeros pobladores que habitaron la isla. De sus costumbres e ideas nació un recetario sencillo y magníficamente sabroso.

De sus productos de mar se destacan los salmonetes, las morenas, el cherne, los mejillones, las lapas, las samas, las viejas y las cabrillas. Sin embargo, uno de los productos que ha saltado las fronteras y se ha posicionado como un objeto de placentera degustación es el queso. Su excelente calidad está garantizada por la Denominación de Origen desde 1996.

En el interior de la isla tenemos la harina de cereales tostados conocido como gofio, papas con mojo, (papas arrugadas con mojo), guisos de cabra, la carne y su famoso queso local, majorero Queso, otorgado la denominación de origen en 1996 y reowned internacional con diferentes premios .El Gofio escaldado, Sancocho canario - guiso de pescado salado, papas y batatas, caldo de pescado, escabeche de cabrito lechal y la salsa del mojo rojo y verde.

Recetas sencillas que duran en el tiempo y en la memoria.

Fuerteventura prepara una rica variedad de platos, muchos de los cuales se comparten con el resto de Canarias. En cualquier caso, están perfectamente adaptados a las condiciones de la Isla, caracterizada por la tradicional escasez de agua y la presencia de sabrosos productos.

La Isla posee varios espacios privilegiados en los que podemos degustar la atractiva Gastronomía de la Isla, muchas veces en el marco de hermosos escenarios naturales.

Platos típicos como los ranchos, potajes (con toda clase de verduras cosechadas en la isla: calabaza, bubangos, calabacines, papas, arvejas, habichuelas, etc.), como por ejemplo el puchero canario, y sopas verdes (a basa de huevo, papas y perejil) son frecuentes en las localidades del archipiélago canario.

Destacar también el queso majorero, elaborado exclusivamente con leche de cabra y para su conservación se suele untar con gofio, aceite o pimentón, lo que le confiere un curioso punto picante. Y como no el gofio, presente en desayunos, comidas y cenas.

Los turistas podrán conocer innumerables recetas canarias típicas durante su estancia. La aridez del suelo, hace que todo cultivo obtenido sea considerado como un verdadero milagro.

La repostería de Fuerteventura, el frangollo con leche, cáscara de limón, yemas y almendras, el bizcocho majorero con harina de garbanzos, los buñuelos de queso y la tarta de queso de cabra es uno de los postres más representativos.